Te echo de menos

Te echo de menos

        Follan en los servicios de la oficina, follan en el despacho del jefe cuando él no está, follan en las esquinas oscuras del aparcamiento, follan en el callejón junto al bar donde bajan a desayunar…

—Tienes que dejar a tu mujer —le apremia ella.

—De acuerdo —concede él.

         Han alquilado un coqueto piso para los dos. Ya no follan en horario laboral, solo cuando llegan a casa, largas horas encendidas que les deja derrotados.

Su hogar está manga por hombro.

—Esto no puede seguir así. La mujer que me hacía la casa era un primor. Si quieres, la llamo —pregunta él.

—Sí, por favor —suspira ella.

        Al día siguiente, su ex se presenta en el piso, dispuesta a comenzar a trabajar.

Anuncios

Un comentario en “Te echo de menos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s